Av. Gral. Garzón 689 Jesús María

¿Sabía que las alergias empeoran cuando llega la primavera?

Los cambios estacionales, principalmente en esta época del año, producen recaídas más frecuentes e intensas de rinitis alérgica y asma.

Son estos meses a partir de septiembre donde los pacientes asmáticos pueden tener accesos más severos, con diversos  grados de obstrucción respiratoria y sensación de opresión toráxica, silbido en el pecho e  incluso pueden requerir atención de emergencia y hospitalización.

Los pacientes con rinitis tendrán mayor intensidad de molestias nasales con el mayor consumo de antihistamínicos, corticoides orales y la afección en ambos tipos de pacientes,  de la  calidad de vida.

Esto es debido a una hipersensibilidad a ciertos agentes presentes en el aire que respiran (aeroalergenos, como son ácaros del polvo de casa, caspa de animales, hongos, cucarachas y plantas) produciéndose una reacción inflamatoria importante a nivel de mucosa nasal y bronquial, principalmente.

Hay varios factores asociados al empeoramiento de la alergia y el asma en estas épocas.

  1. Debido a que aún se continua con porcentajes elevados de humedad, hay una proliferación importante de ácaros en el polvo de la casa, para un adecuado ciclo de vida estos requieren humedad relativa óptima entre 70% y 90% , que no solo se encuentra en la costa sino en zonas tropicales.
  2. Además necesitan temperaturas óptimas para reproducirse,  entre 22 C y 33 C, estas características climáticas son las que tenemos en esta época del año, a diferencia del invierno, con temperaturas por debajo de los 20 C.
  3. Otro factor son las infecciones virales tipo influenza o gripe, que son muy frecuentes en estos meses, y que producen recaídas importantes de asma y rinitis alérgica, presentándose mas frecuentemente complicaciones como neumonía, otitis y rinosinusitis agudas.
  4. También hay que considerar que la inestabilidad del clima, invita a los pacientes a exponerse involuntariamente a cambios bruscos de temperatura, lo que ocurre a primeras horas de la mañana (al levantarse para ir al colegio o al trabajo) y en la tarde, donde el cambio puede ser súbito.
  5. Hay otros alergenos que también proliferan, en esta época, como los hongos de interior de los ambientes (paredes con manchas oscuras) y pueden causar síntomas en esta época del año.
  6. Por las condiciones más benevolentes del clima, los pacientes se animan a practicar deportes al aire libre, lo cual puede ser contraproducente para un paciente asmático, sino está bien controlado.
  7. Finalmente, los pacientes que han recibido tratamientos de control durante los meses anteriores se sienten tan bien que los abandonan bruscamente o sin indicación médica, con la recaída subsecuente.

 

¿ QUÉ PODEMOS HACER ?

 

  • Primero, la rinitis alérgica y el asma deben estar bien controladas, eso significa que el paciente no debe descuidar la medicación de control (inhaladores preventivos , sprays nasales, entre otros) sin la debida indicación médica, en nuestro medio es frecuente que el paciente deje su mediación porque ya se siente mejor y porque erróneamente piensa que al terminar el invierno, le irá mejor.

 

  • Segundo, se debe tener más que nunca cuidado, para mantener el interior de los hogares, libres de polvo (los caros y similares, suelen vivir en rellenos de colchones, muebles y almohadas, así como en alfombras, cortinas y al interior de los roperos), continuar ventilando el ambiente, usar  deshumedecedores, y mantener colchones, muebles y almohadas con forros especiales para impedir la proliferación de estos agentes. Corregir filtraciones en las paredes y techos.

 

  • Tercero, prevenir procesos gripales con medidas de higiene en casa, principalmente el buen lavado de manos, uso de alcohol gel desinfectante y el empleo de Vacunas contra agentes como los virus tipo Influenza. Deben vacunarse no solo los pacientes sino sus contactos cercanos, sobre todo en caso de tener asma moderada y con antecedente de hospitalización.

 

  • Finalmente , la rinitis alérgica y el asma (específicamente la que se asocia a rinitis), pueden tener un tratamiento más definitivo si se conoce la causa , para ello se realiza, en pacientes que reúnan estas características, una prueba cutánea o Prick Test, que nos indicará el alergeno (s) que produce esos molestos síntomas. Esto es un requisito indispensable, para tratar la alergia con Vacunas o Inmunoterapia alergeno específica, actuando sobre el sistema inmunológico del paciente para que se torne tolerante y quede libre de los síntomas. Está científicamente  demostrado que la Inmunoterapia alergeno específica, es la única que puede modificar el curso de la enfermedad alérgica, y en niños con rinitis evitar la progresión a asma bronquial.

 

DRA. VICKY PENADILLO ESCOBEDO

CMP 26645 RNE 10851

PEDIATRA – ESPECIALISTA EN ALERGIAS

 

CENTRO ESPECIALIZADO DE ALERGIA Y ASMA

Av. Gral.Garzón 689 Jesus María Teléfono 3304390

Atención: Lunes a sábados de 10 a 1:30 pm.

www.alergiayasma.com.pe